enero 03, 2009



21 DISCOS DE 2008
arbitrariamente comentados

Un grupo que saca su veintiunavo disco y suena totalmente mejor que cualquier debut de esos puro-hype, una estrella de cine que lanza uno con versiones de Tom Waits en dream pop, un indie-rockero y un hip-hopero a los que a veces les divierte el reggaetón si lo maquillan con electro y los respectivos regresos de nombres habituales que dábamos por muertos. Esos, menos de los que ya hay algo escrito en otras entradas y menos 60 y pico más, son los que están arbitrariamente comentados aquí abajo.

Sparks Exotic Creatures Of The Deep

Tienen más de 35 años sacando discos y los dos hermanos Mael siguen sonando como siempre pero actual, es decir, únicos y casi perfectos. Con esta freaky-opera-rock le dan un paseo a muchísimos artistas de este y cualquier cantidad de años más. Let The Monkey Drive, (She Got Me) Pregnant, I Can´t Believe That You Would Fall For All The Crap In This Song y Photoshop son fiel muestra de cómo va este disco, una mezcla de voces melódicas con falsettos y pianos frenéticamente clásicos que acompañan a violines con teclados y bases rítmicas digitales sobre letras divertidas e inteligentes. Se siente como una extensión de su álbum anterior (Hello Young Lovers, 2006), y aunque no hay una canción como Dick Around (una de sus preferidas) es uno de esos discos donde ningún momento está de más y escucharlo en shuffle siempre traerá una sorpresa cortesía de uno de los grupos más característicos que hay en el rock desde que se conoce como tal. www.allsparks.com


The Breeders Mountain Battles

Después de Last Splash (1993), los que seguimos a las hermanas Deal pensábamos que habían preferido cambiar la música por unos lujosos trailers en Ohio. Pero cuando regresaron con Title TK (2002) se encendió una luz que encandiló los años de inactividad. Más que un regreso fue una confirmación de porqué The Breeders tienen que seguir haciéndonos escuchar su música.

Para Mountain Battles esperamos 6 años y nos dieron 13 canciones que además de mostrar una música que sigue sorprendiendo, por un momento nos quita la nostalgia de melodías a lo Doe, When I Was A Painter, Hag o New Year, con la certeza de que siguen siendo igual de relevantes y con la autoridad intacta en el ahora tan popular indie rock. www.breedersdigest.net


M83 Saturdays = Youth

Va rodando por el filo de lo melodramático pero en el momento justo frena, y el intro; You, Appearing, choca con Kim & Jessie, que le da paso Skin Of The Night y ésta a Graveyard Girl para luego de unos minutos mostrar la bailable del disco; Couleurs. Los efectos, varias voces y melodías, el sonido en general, es una interpretación que hace Anthony González de varios pasajes del soft pop de los 80's, para convertirlo en synth-pop sublime, trascendente (y sí, POMPOSO) de los 00's. www.ilovem83.com





Max Tundra Parallax Error Beheads You

Hay muy poco de pop en los experimentos electrónicos de este londinense, no cualquiera puede digerir su música sin sentir los síntomas previos a una convulsión. Pero con este disco se ve que decidió hacerle un tributo (o parodiar tal vez, no se sabe) al popular género. Si tienes el gusto adquirido podrás comprobarlo.

A pesar de lo insulso de la portada, el disco está lleno de sabores azucarados que pueden convertir muchas células de nuestro cuerpo en energía disparatada. Hay una variedad de canciones que van divirtiendo a medida que le dan una medio coherencia al desequilibrio. Which Song es un buen ejemplo del tono de este album, que con otras canciones como Will Get Fooled Again o The Entertainment (con su ritmo changoso que hace que nos riamos con él, no de él.) termina de darle a Parallax Error un giro parecido al que diera Dat Politics cuando sacaron en 2006 el Wow Twist y el Are Oui Phony?. Otro de esos discos llenos de sonidos incandescentes. www.maxtundra.com


Beach House Devotion

Un soundtrack melancólico de 2008 sin Gila, Wedding Bells, Heart Of Chambers o cualquier otra canción de Devotion, estaría imperdonablemente incompleto. Desde la poco playera ciudad de Baltimore, este dúo le busca un lado estético a la tristeza y tiene éxito en el intento. No podíamos esperar menos después de su agridulce y destacado debut en 2006. Dream pop a base de órganos, percusión y cuerdas, todo con gusto a remembranza de décadas pasadas. www.beachhousemusic.com




Fuck Buttons Street Horrrsing

El disco empieza con los suaves pasajes ambientales sonoros de Sweet Love For Planet Earth, que al alcanzar los 6 minutos y piquito la dan entrada a una voz distorsionada que grita de manera carrasposa palabras que no se entienden, ahí sabemos que este debut de los de Bristol no va a ser tan armonioso

Luego viene la percusión con sonidos psico-selváticos de Ribs Out, el paisaje ahora promete ponerse un poco más denso, y lo hace. Las 6 canciones de Street Horrrsing nos muestran varias capas de sonidos que se unen para dar una áspera, pero amigable textura de experimenticos eléctricos que nos pasean por aquellos lugares más agradables del ruido. www.fuckbuttons.co.uk


Tujiko Noriko Trust

Con 7 canciones nuevas y 7 remixes de su disco anterior (Solo, 2007) esta japonesa que fue a pasar una temporada a Paris pero terminó teniendo un hijo con un francés y le tocó quedarse más de lo planeado, sigue deleitando. Aunque algunos se empeñan en compararla con Björk, no tienen tanto en común, más allá de que experimentan con el "pop" y que a algunos les puedan parecer chinas.

Hay canciones que sorprenden por su estructura más convencional como es el caso del remix que hace Hideki Ataka de Ending Kiss o una de las nuevas canciones: Goopii, que sin embargo siguen siendo piezas interesantes y totalmente características de Noriko. Opening, es como la canción insignia de su sonido; ritmos rotos que le dan armonía a unas texturas de sonido extrañamente delicadas. Recomendación confiable. www.tujikonoriko.com


Modey Lemon Season Of Sweets

Como de garage con toques agresivamente psicodélicos y melodías poco predecibles. Así es este disco de Modey Lemon. Las descargas guitarrosas de The Peacock's Eye (que las hay a lo largo de casi todo el disco, pero éstas son uno de los puntos altos), la melodía de It Made You Dumb, la incursión en la psicodelia electrónica de Sacred Place o la misma Season Of Sweets hacen que su excelente disco anterior (The Curious City, 2005), tenga un sucesor digno de respeto. Rock suciamente hipnótico. www.themodeylemon.com




Enon Grass Geysers... Carbon Clouds

Son tres; uno tocaba en Braniac, otro en The Olivia Tremor Control y la otra japonesa que tocó el bajo e hizo coros con Blonde Redhead. Sintetizadores y sonidos electrónicos le suman frecuencias a las guitarras que escupen un rock ruidoso y con adrenalina mientras la vocecita de Toko Yasuda acaricia la superficie para de vez en cuando darle espacio a la voz gritona de John Schmersal (que en algunos momentos suena como la de Hot Hot Heat). Go Brooklyn go! www.enon.tv





Neon Neon Stainless Style

Boom Bip es un productor de Los Angeles que además de hacer de DJ en algunos lugares por ahí, de vez en cuando le hace remixes a gente como Mogwai, Four Tet y M83. También sabe cómo hacer hip-hop con sustancia. Gruff Rhys es de Gales y es el que canta y toca una de las guitarras en el combo rockero-psicodélico-etc Super Furry Animals. Y juntos han grabado un disco que cuenta la vida de John DeLorean: el empresario de Detroit que creó el famoso DMC-12 (conocido como DeLorean). Juntos han hecho un disco que entre synth-pop ochentoso (Belfast, Michael Douglas), hip-hop de alta calidad (Luxury Pool), electro (Raquel, I Lust You) y una pieza que está claramente inspirada en el reggaetón (Swear Shop), logra meterse entre los lanzamientos bailables más importantes de 2008. Pero parece que éste será el debut y despedida del dúo, Rhys dice haber grabado el disco por tratarse de algo muy específico, ya que sólo lo hicieron para rendirle tributo a DeLorean y no está seguro de sacar un 2do. disco como Neon Neon. Fue muy bueno mientras duró.
www.lexrecords.com


Scarlett Johansson Anywhere I Lay My Head

Ella canta y escribe uno de los temas del disco producido por David Sitek de TV On The Radio, donde hay 10 canciones que la inolvidable en Lost In Translation versiona de Tom Waits siendo acompañada en 2 de ellas por David Bowie. ¿Qué sale de este desfile de nombres? un disco de dream pop con mucho de dream. Si bien Johansson le hace tributo a Waits versionando sus canciones, en cierta manera también se lo hace a Nico con su voz; monotonos que suenan mayormente graves (con menos dominio que la alemana) y soportan la sencilla densidad de una música hecha para trascender la simple curiosidad de un disco alternativo lanzado por una diva de Hollywood. www.scarlettalbum.com



Ladytron Velocifero

Es una extensión de Witching Hour que hace recordar también el frío sonido de Light & Magic y varios pasajes de 604, es decir, representa la suma sonora de los años que llevan sacando discos. I'm Not Scared es la continuación de Weekend, mientras que Runaway confirma el gusto del grupo por los sonidos de los 80's, también confirma que pueden hacer algo que suene a esa década sin que suene remasticado ni redundante sino destacado y sin época, Kletva podría ser un b-side de 604 y They Gave You A Heart es la representación perfecta de una pieza bailable de Ladytron. Velocifero en general está lleno de canciones con caracter bailable (por lo menos a nivel de sonido) sin dejar de lado lo espeso de su ya característica ejecución. www.ladytron.nettwerk.com


The Duke Spirit Neptune

Si el mejor disco del año se eligiera por la belleza de su cantante, Neptune sería el ganador indisicutible. Ahora, si uno de los mejores discos de rock del año se elige por lo acertado de su sonido, Neptune sigue siendo uno de los ganadores. La voz cruda y llena de sex appeal de Liela Moss se mueve, como ella en el escenario, sobre cables por donde corre un poderoso mood garagero. Rock pulido pero visceral que se mete entre los mejores discos del año sin temor a equivocarse. www.thedukespirit.com




Polysics We Ate The Machine

El desorden del synth-pop es a lo que nos tienen acostumbrados estos japoneses, que entre lo que llaman j-indie, son de los más populares. No hay mucha diferencia entre los discos que sacan estos fans de Devo. Desde 2005 para acá (con el lanzamiento de Now Is The Time!), le han dado más fuerza rockera a su música y en We Ate The Machine siguen avanzando en ese terreno (Rocket, el single promocional es un ejemplo perfecto). Hay más riffs con guitarras distorsionadas junto a una frenética batería que podría hacer que su sonido fuera un híbrido synth-popero-neo-new-wavesoso-punketo-y-demás-estilos-juveniles que en muchas canciones muestra la voz que aún antes de hacer identificable el idioma en que está cantada (japonés) hace obvia su procedencia. Nada muy diferente (algo más rockero y veloz) de lo que ya se ha escuchado de estos nipones que se siguen (y nos siguen) divirtiendo al jugar mientras hacen música. www.polysics.com


DAT Politics Mad Kit

Aunque la versión en CD está disponible desde el pasado 10 de enero, la digital está rodando vía itunes, desde el pasado 28 de noviembre.

La abstracción hiper-digital de estos franceses, de Lille, comenzó con una especie de boceto llamado Tracto Flirt (1999), que luego iba a tomar una forma más tangible con la llegada de sus siguientes discos; Villiger, Sous Hit y Plugs Plus (2002) hasta llegar a un punto de intersección con Go Pets Go (2003), donde la deconstrucción digital daba la impresión de comenzar a estructurarse de manera más entendible para los humanos, hasta que llegó Wow Twist (2006) y el mini-álbum Are Oui Phony?? (también en 2006) para redondear esa idea de hacer música con más momentos de melodía y música como tal, algo cercano a una interpretación particular que DAT Politics hace del pop. Con Mad Kit el diagrama de flujo toma una forma más sencilla, pero no menos interesante. Este disco va al grano: a la pista de baile. Sus beats son más literales y directos, hay una euforia típica en ellos que ahora suena más ordenada, aunque el factor infantil de su música se mantiene, las voces de niñ@ programad@ se combinan con soniditos que siguen brillando sobre un fondo tornasol que refleja bases rítmicas más "tradicionales" en el terreno de la electrónica bailable. Ahora DAT Politics tendrá la oportunidad de masificarse un poco más, manteniendo su espíritu intacto. www.datpolitics.com


Calexico Carried To Dust

Desde Arizona, con todo el polvo y música que pasa por la frontera mexicana como parte de su influencia, este dúo que para cada disco reúne a músicos de cualquier lugar de la paleta sonora, vuelve a hacer una entrega con el mejor de los gustos. Una vez más los sonidos latinoamericanos se funden con arreglos que pasan por el jazz para después desembocar en un indie rock por el cual también van apareciendo instrumentos asiáticos y hasta un cuatro. Los susurros siguen dándole vida a la voz que en otras ocasiones se intercala con estrofas y coros femeninos que a veces hacen su intento por cantarnos en español (su par de errores en la traducción al cantar sólo le agrega encanto). Las trompetas mariachis continúan siendo parte importante de Calexico, dándoles, como siempre, un carácter más particular al sonido de este colectivo que traspasa las fronteras musicales para unir costumbres, tradiciones y sabores en un mismo plato. www.casadecalexico.com


Ratatat LP3

Es el 3er. disco de este dúo de Brooklyn que con un par de guitarras y unos cuantos aparaticos, hacen canciones sin voz pero con total espíritu. Compuesto por 13 suites sonoras que apelan en todo momento a la melodía y hacen que el disco tome un matiz especialmente fluído que podría compararse con alguna versión galáctica de Paul Mauriat. Es uno de esos discos que funciona igual de bien si es puesto para escucharlo detenidamente o para ambientar un momento, de ambas maneras serás recompensado con un excelente pop electrónico de naturaleza relajada. www.ratatatmusic.com




Crystal Castles Crystal Castles

Aunque no es nada nuevo el uso de soundtrack y sonidos de juegos de video (Atari, Game Boys, etc) para crear música (Tobiah, Covox, Johan Kotlinski y otros 8bitseros lo han venido haciendo desde antes, sin contar a los que inspiraron la música de los video-juegos como tal, los japoneses de Yellow Magic Orchestra), es un hecho que en este caso, el "cómo se hace" prevalece sobre el "qué se hace", y Crystal Castles lo hace divertido y descarado la vez. Una mezcla de 8bits con electro, actitud punk e invitación a pistas de baile exigentes y de gustos más audaces. Viene con un escudo incluído que protege a este disco de los efímeros proyectiles del hype y lo convierte en uno de los debuts más interesantes del año. Referencia obligada para la nueva oleada de electrónica vintage. www.myspace.com/crystalcastles


Portishead Third
Hace algo así como una década que murió el trip-hop llevándose consigo a multitudes de bandas y artistas cuya fecha de caducidad les llegó cuando menos lo esperaban. Algunos se desvanecieron dejando un legado que sería influencia para las nuevas generaciones, otros simplemente fueron oportunistas que vivieron su momento hasta que pudieron. Muchos pensábamos que Portishead pertenecía al grupo de los primeros, pero sacan Third y al escucharlo nos damos cuenta que siguen ahí, marcando un camino que ya habían ayudado a pavimentar.

Beth Gibbons sigue igual de deprimida, pero ahora la música de Barrows y Utley, deja de lado el hop que une al trip con el hip y nos muestran nuevas maneras de expresar melancolía sin sonar repetitivo. Con toques más experimentales y nuevas ideas, la única referencia clara que nos queda del inolvidable Portishead de Dummy (1994) y el disco auto-titulado (1997) es precisamente la voz de Gibbons y ese olfato por sonidos que salen de lo tradicional y están propensos a ser reproducidos por nuevos copycats. Se dice que un pionero no siempre estará a la vanguardia, pero al escuchar un disco como este nos damos cuenta que todo va a depender de quién haya sido el pionero. www.portishead.co.uk


Love Is All A Hundred Things Keep Me Up At Night

Desde Göteborg, Suecia, este quinteto revive voces riot grrrl (cortesía de Josephine Olausson, que hace juego con la voz de Nicholaus Sparding), colisionando con un indie-pop caótico y eufórico que luego se transforma en una especie de disco-punk con saxofón, todo esto con una calidad de grabación apegada al lo-fi. Demuestran que para hacer ruido en el rock, a veces también funciona el distortion en off. A pesar de la relativa limpieza en el sonido de las cuerdas, el producto final es un desfachatado álbum que pareciera hecho por jóvenes pendientes de sabotear una clase de música. www.loveisallright.blogspot.com


Shugo Tokumaru Exit

Una guitarra country, junto a lo que parece ser un banjo y una voz que se balancea en una pegajosa melodía sobre el sonido de pequeñas y agudas campanas o teclas de un xilófono inexistente, así es Parachute, la 1era. canción de este disco de uno de los más originales experimentalistas en el folk. Clocca es un tema en el que durante algunos minutos de sus 3:28, la guitarra va por una dirección distinta de la voz mientras que una flauta pasea entre ambas, aún así, es una canción con una calidez total que revela lo que es el 3er. disco de este japonés que colecciona instrumentos de unos cuantos países, dice tener más de 100, así como unos cuantos juguetes electrónicos de esos que le gusta usar. Aquí eligió concentrarse más que todo en instrumentos de cuerdas, que son las que hacen fluir la particular manera como Tokumaru ve el folk en este, un disco vital para los seguidores del género. www.shugotokumaru.com

Un año que deja una colección de sonidos bastante variada, distribuidos en más de 100 discos. 2009 será la continuación de un proceso infinito que trae siempre consigo el factor sorpresa ¿Cuántos discos van a ser este año? ¿200? ¿120? ¿15?

1 comentario:

  1. Mmm, tengo que admitir que el de Ladytron me decepcionó un poco, aunque no es malo. El de Scarlett Johansson tiende a ser monótono, pero tiene algo cool allí. Portishead, sin dudas, lo mejor del 08.

    ResponderEliminar